domingo, 18 de noviembre de 2018

Sabiendo lo que sé...

Sabiéndo lo que sé y teniendo reconocido el hecho de que no sé de casi nada, no dejo de sorprenderme cada día.
La realidad supera a la ficción con creces.La apariencia manda. No importa el interior de las personas ni el crecimiento personal. Importa sólo aquello que te da visibilidad y lustre ante los demás. Tienes dinero, carisma,poder... eres bueno, muy bueno, y quiero seguir tu estela. Eso es lo que importa.
Y el ser humano vive en su soledad todo aquello que le aflije y sobrepasa. Sin hacer ruido su miedo se convierte en ira y esta en marginación social. Llegamos tarde, y no importa. Aquellos que sufren no tienen dinero, ni carisma , ni poder, y por eso no son buenos y no queremos seguir su estela...Y no nos importan.
Nos sorprendemos cuando oimos,vemos o leemos sobre violencia machista(todas),robos,asesinatos ,adicciones,sufrimiento,maltrato animal e infinidad de maldades provocadas por el ser humano ( nosotros).
Quizá deberíamos fijarnos más en los segundos que en los primeros. Estos nos necesitan, los primeros se bastan ellos solos para elogiarse.
Necesitamos una revolución social, pero nos gusta el brillo y la apariencia.Y nos gusta tanto que  nos deslumbra y nos impide ver la realidad.
Sabiendo lo que sé...

sábado, 28 de julio de 2018

Así nos va...

La buena política está llegando a ser algo así como una meta inalcanzable llena de barreras y de obstáculos que impiden a quien pretende practicarla lograr éxito alguno.
Lo único que importa es que aquel o aquellos que lo intenten fracasen lo antes posible y que dejen así el puesto libre a otros que previsiblemente correrán la misma suerte.
No sé qué me causa mayor frustración:Ver cómo esta situación se sustenta en el tiempo o ver cómo dejamos que esto suceda.
No somos capaces de reaccionar,o bien no queremos hacerlo.
Y el tiempo transcurre,y la vida sigue,y los derechos y aspiraciones lícitas de los ciudadanos sufren mermas a cambio de discusiones de salón( y de sillón),promesas prometidas o juradas en vano,y casos de corrupción.
Mientras tanto,nosotros a lo nuestro,que no es otra cosa que salir a diario en la búsqueda del sustento personal o familiar, y de logros o superación de retos que nos hagan creer que estamos en el buen camino,eso sí,colaborando con nuestro trabajo,esfuerzo y pago de impuestos a que algunos (demasiados)hagan que su lucha personal por ese sillón sea su modus vivendi.
Un "Gran Hermano " de la política,así lo veo yo.Vivimos pendientes de quien entra o sale de la casa.Da igual que esto sea improductivo;que sea por interés personal o que se logre mediante burlas,traiciones o  engaños.Lo que importa es el "quién" y no el "para quién".
No es este el camino,en mi humilde opinión.
Como bien dice el ilustre Juez de Menores granadino, Así nos va...



lunes, 14 de noviembre de 2016

¡Invencible!

¡Invencible!
Tras un rato de charla con mi amigo Antonio, llegas a la conclusión de que el ser humano, cuando se lo propone, es invencible.
No es cuantificable cuánto dolor ha sufrido y de que extensa variedad y modos posibles: Cancer,Infartos,recaídas, pérdida de un hijo  recientemente… Seguro que a más de uno le suena esta historia o alguna parecida en su entorno más cercano.
Mientras estas cosas pasan, el resto de la humanidad se debate entre un tipo de ideología, economía,fronteras,razas, credos o postureos más allá de lo ufano.
Invencible. No encuentro otra palabra mejor para describirlo. El ser humano tiene entre sus genes esta increible posibilidad. Supera Guerras, enfermedades, ruinas,xenofobias,catástrofes naturales,etc etc.
Y sin embargo, qué poco saboreamos los tiempos buenos y tranquilos. Nos empecinamos en mirarnos el ombligo y hacer suposiciones y críticas que a ningún sitio bueno nos llevan. Luchamos a codazos contra nuestros enemigos y nuestros adversarios (que no es lo mismo) por un lugar de privilegio, un sillón acomodado o un trozo de tierra…
Qué pérdida de tiempo. Tampoco puedo describirlo de otra manera: Pérdida de tiempo.

No es buenismo, ni pensamiento utópico sobre la realidad humana. Esta dicotomía impropia viene desde lejos y con mucha carga. La suficiente para no dejarnos parar y reflexionar acerca de qué estamos haciendo, cómo lo estamos haciendo y para qué lo estamos haciendo…

domingo, 4 de septiembre de 2016

Mayoría absoluta

Es una realidad manifiesta que los españoles, tengamos o no derecho a voto, nos enfrentamos a una singladura que dejará huella en nuestra perspectiva( ya bastante dañada) acerca de la calidad y altura de miras de aquellos a los que,en teoría,depositamos nuestra confianza para que llevaran a buen puerto el futuro político y social que nuestro país necesita. Y digo en teoría,porque dicha confianza debería ser el fiel reflejo de la esperanza/recompensa por los esfuerzos y sacrificios que a diario llevamos a cabo todas las familias españolas desde hace demasiado tiempo. Pues no, una vez más, no la han tenido, y nosotros pagaremos las consecuencias.
Algunos de ellos no han entendido el mensaje, y esto, sin duda alguna para mi,demuestra que su mayor preocupación no es el interés general, aunque se escuden en él a la hora de sostener su negativa al acuerdo o a la cesión por el bien común.
En dos ocasiones los españoles  tuvimos voz mediante el ejercicio de un derecho que refleja nuestra voluntad sobre quién queremos que defienda nuestros intereses.En la primera no pareció quedar claro pero en la segunda ,en mi modesta opinión, si. Los españoles, en su mayoría, apostamos por una continuidad en políticas económicas que terminaran de sacarnos de esta crisis social y económica que tantas victimas se ha cobrado.Fuimos a las urnas y de manera plural dimos un mensaje alto y claro: Se acabaron las mayorías absolutas y empieza la obligatoriedad del acuerdo y del consenso.
Este es el país y las políticas que queremos, un país donde los políticos piensen y defiendan todas las posturas, nos gusten más o nos gusten menos, en el que , cediendo unos y otros, se logre un equilibrio que nos permita prosperar y tener una visión de futuro más positiva.
No puedo evitar aclarar que no todos los actores han tenido el mismo comportamiento.
El Partido Popular,por boca de su presidente, Mariano Rajoy, desde  el mismo día 21 de diciembre manifestó su deseo de acuerdo y de coparticipación política en los principales problemas de Estado.
C´S , rectificando sus manifestaciones iniciales ha procurado ser punto de enlace para intentar salir de esta situación de punto muerto.
El PSOE ,o más bien su actual líder Pedro Sánchez, se ha comportado como ese niño enrabietado al que no le quieren dar el regalo que de momento no merece.
Y mientras tanto, nosotros nos quedamos como bobos a los que están tomando el pelo sin saber que hacer.
Las opciones inmediatas no son muchas y si bien sabidas por todos: o bien el PSOE se abstiene y deja gobernar, o se alía con Podemos, etc etc y monta un  gobierno pentapartito, o bien vamos a nuevos comicios.
Quizás, y solo digo quizás,sea necesario que volvamos a hablar mucho más alto y mucho más claro si esto último se produce.



Mayoría absoluta

Es una realidad manifiesta que los españoles, tengamos o no derecho a voto, nos enfrentamos a una singladura que dejará huella en nuestra perspectiva( ya bastante dañada) acerca de la calidad y altura de miras de aquellos a los que,en teoría , depositamos nuestra confianza para que llevaran a buen puerto el futuro político y social que nuestro país necesita. Y digo en teoría, porque dicha confianza debería ser el fiel reflejo de la esperanza/recompensa por los esfuerzos y sacrificios que a diario llevamos a cabo todas las familias españolas desde hace demasiado tiempo. Pues no, una vez más, no la han tenido, y nosotros pagaremos las consecuencias.
Seguramente,algunos de ellos no han entendido el mensaje, y esto, sin duda,demuestra  de manera clara que su mayor preocupación no es el interés general, aunque se escuden en él a la hora de sostener su negativa al acuerdo o a la cesión por el bien común.
En dos ocasiones los españoles  tuvimos voz mediante el ejercicio de un derecho que refleja nuestra voluntad sobre quién queremos que defienda nuestros intereses.En la primera no pareció quedar claro pero en la segunda ,en mi modesta opinión, si. Los españoles, en su mayoría, apostamos por una continuidad en políticas económicas que terminaran de sacarnos de esta crisis social y económica que tantas victimas se ha cobrado.Fuimos a las urnas y dimos un mensaje alto y claro: Se acabaron las mayorías absolutas y empieza la obligatoriedad del acuerdo y del consenso.
Este es el país y las políticas que queremos, un país donde los políticos piensen y defiendan todas las posturas, nos gusten más o nos gusten menos, en el que , cediendo unos y otros, se logre un equilibrio que nos permita prosperar y tener una visión de futuro más positiva.
No puedo evitar aclarar que no todos los actores han tenido el mismo comportamiento.
El Partido Popular,por boca de su presidente, Mariano Rajoy, desde  el mismo día 21 de diciembre manifestó su deseo de acuerdo y de coparticipación política en los principales problemas de Estado.
C´S , rectificando sus manifestaciones iniciales ha procurado ser punto de enlace para intentar salir de esta situación de punto muerto.
El PSOE ,o más bien su actual líder Pedro Sánchez, se ha comportado como ese niño enrabietado al que no le quieren dar el regalo que de momento no merece.
Y mientras tanto, nosotros nos quedamos como bobos a los que están tomando el pelo sin saber que hacer.
Las opciones inmediatas no son muchas: O bien el PSOE se abstiene y deja gobernar, o se alía con Podemos, etc etc y monta un  gobierno pentapartito, o bien vamos a nuevos comicios.
Quizás, y solo digo quizás,sea necesario que volvamos a hablar más alto y más claro si esto último se produce.



jueves, 7 de julio de 2016

Evasión fiscal.¡Yo también lo haría!

Puede ser debido a las pocas explicaciones recibidas por parte de quienes tenían la responsabilidad de explicarlo, o por aquellas que recibimos a través de la historia del feudalismo impositivo.
¡Pagar impuestos es de tontos! ¡Si pudiera yo también lo haría!, pero como tengo nómina, me controlan o me obligan a facturar todo, no puedo. Esta frase es muy frecuente “en off, claro”.
¿Qué tipo de cultura impositiva tenemos? ¿Hemos sabido explicar que sin impuestos no sería posible que los que menos ingresos tienen (niños, ancianos, jóvenes, etc.) no podrían acceder a unos servicios de sanidad, educación o protección social medianamente decentes? Que sería inviable construir hospitales, carreteras, servicios hidráulicos,Juzgados, etc.
¿Es imaginable una sociedad en la cual cada uno se pague lo suyo si no se tienen recursos humanos o naturales cuya explotación vaya a pleno rendimiento y que además fuese Sostenible en el tiempo? Sinceramente creo que no.
Por otro lado, ¿Qué imagen es la que hemos vendido sobre los poderosos/ famosos? Hasta la fecha, que son intocables y que no pasa nada siempre y cuando le den bien al balón ,curveen en la moto y ganen premios, salgan en las revistas del corazón, se casen con algún famoso/a , bailen flamenco o tengan poder político de decisión…
A primera vista, una solución podría ser la de implantar Valores y Principios a las nuevas generaciones, pero dada la experiencia a este respecto( no se han dejado ideologías al margen y dado la materia de forma imparcial) no creo fuese efectiva. Una Lástima…
Si yo pudiese… Pues yo, ni lo hago, ni no lo haría. Creo en el Estado de Bienestar y en que Hacienda somos todos; y que cuando alguien no cumple, hay que presionar para que el principio jurídico-constitucional del art. 14CE “Todos somos iguales ante la Ley”, tome más protagonismo, si cabe, en estos casos.

sábado, 16 de abril de 2016

Principio de insolidaridad social: La presión fiscal y la evasión de impuestos.

Llevaba tiempo con ganas de escribir sobre este asunto, y a pesar de la rabia que me produce, lo haré de manera calmada y educada.
Quizá pueda parecer recurrente y oportunista dada la afluencia de noticias sobre desviación del déficit, huida de capitales y presunto fraude fiscal, pero creo preciso escribir sobre ello.
Vivimos en un País maravilloso lleno de gentes trabajadoras y honradas que tienen algo en común: Construir un futuro mejor para sus descendientes/ascendientes y sus conciudadanos.
También vivimos en un País con personas que hacen justo lo contrario: Piensan y actúan de manera egoísta, falseando o disimulando ingresos para no aportar a ese futuro común.
En tercer lugar, y no por ello de menor importancia, están los gestores y administradores de nuestros impuestos. ¿Qué decir de ellos( pretéritos y presentes) respecto al control sobre la evasión fiscal? : Mucho, y no necesariamente bueno….
Cualquier trabajador autónomo sabe bien de lo que hablo.
Tras una intensa lucha por conseguir obtener ingresos, llega la hora de tributar por ellos, y es este momento, uno de los que más cuesta asimilar.
El primer día de cada mes, simplemente por pagar tu seguro de autónomo, por llenar el depósito de combustible, por pagar el alquiler de tu local/negocio, por abonar el importe de luz, agua, seguros, asesoría laboral y fiscal, etc. y en definitiva todo aquello que precisas para salir a buscar trabajo e ingresos, simplemente por eso, verás como de tu cuenta sale una media de 800 euros.
Tras un duro mes de trabajo, cuando llegue la hora de facturar, habrás de tener en cuenta que has de retener de tus ingresos una media del 18%, lo cual, no evitará que en tu pago trimestral tengas que abonar cantidades a cuenta de ese IRPF.
¿Qué decir del IVA? Si eres consecuente con la finalidad de ese impuesto (y yo lo soy), asumirás que su destino ( educación, pensiones, desempleo, sanidad, servicios públicos, etc) es imprescindible para nuestra sociedad, y que ,por tanto, debes hacer tu correspondiente liquidación, pero eso sí, sin que nadie te remunere por esa actuación recaudatoria y de gestión gratuita para la hacienda pública.
Cuando llegas a casa y tienes un momento para relajarte, entonces ves en las noticias que deportistas,políticos,actores,escritores, y en definitiva las grandes fortunas del Mundo entero, los que más posibilidades económicas tienen, esos que hasta ese momento han sido tus referencias sociales, políticas y culturales, esos,  son precisamente los que se han reído de ti y se han aprovechado de tu esfuerzo y de tus sacrificios personales y familiares.
¿Qué decir al respecto? Mucho o nada..,
Esta situación no obtiene su solución en hacer lo mismo que ellos, aunque  en ocasiones nos entren ganas de hacerlo, pero es una cuestión de todos impedir que esto suceda y que salgan impunes de sus actuaciones, sean delictivas o simplemente faltas de ética.